VOTAMOS A FAVOR DEL BIENESTAR

RUTA 26: VOTAMOS A FAVOR DEL BIENESTAR PRESENTE DE MILES DE FAMILIAS SIN HIPOTECAR EL FUTURO DE NUESTROS HIJOS Y NIETOS

Escobar necesita abordar el problema del exponencial crecimiento poblacional sucedido en las últimas décadas, un fenómeno inversamente proporcional a su infraestructura urbana.

En esta problemática no hay banderas políticas ni distintos colores partidarios. Entre todos tenemos que resolver un problema claro pero complejo: desde 1960 la población de Escobar se multiplicó por ocho, pero las cloacas, los caminos, la red de agua potable, las comunicaciones entre localidades, atrasan 50 años.

El programa Escobar Sustentable viene a resolver esa problemática mediante la planificación y el ordenamiento del tejido urbano del municipio, y a la vez protege los espacios verdes, los recursos naturales y el medioambiente del distrito.

El proyecto de desarrollo de la Ruta 26 se inscribe en ese programa y en esos valores de sustentabilidad. Por lo tanto, NO se perderán espacios verdes, recursos naturales ni se atentará contra el medioambiente de la zona.

Es más, el proyecto de la Ruta 26 incorpora nuevas prácticas de protección del medioambiente, ya que incluye la recolección de agua de lluvia para riego y limpieza, promueve la utilización de energías renovables, alienta el reciclado integral de residuos sólidos, conserva la flora y fauna y fomenta su expansión a partir del establecimiento, en las construcciones, de “terrazas verdes” que ayudan a reducir la contaminación ambiental y el impacto del calentamiento global.

La Ruta 26 es de todos y así lo refleja este proyecto, surgido de las intensas reuniones con los vecinos, que plantearon de manera libre y democrática todas sus inquietudes y demandas. Producto del debate abierto para alcanzar los consensos que incluyan a las mayorías, es la quinta modificación que se introduce en la ordenanza, que regula sobre todo un área y no sobre cuestiones particulares.

El proyecto está respaldado por la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (FADU) de la UBA, prestigiosa casa de estudios que realizó un informe de impacto ambiental para limitar los alcances del desarrollo.

Las minorías privilegiadas que defienden sus intereses particulares de clase a costa de las postergaciones de las mayorías agitan hoy el fantasma de las torres, el cemento y la tala indiscriminada de árboles. Son puras mentiras. El proyecto contempla construcciones que no superen los tres pisos e impone severas regulaciones a la actividad comercial.

El mandato popular nos confiere honores y también obligaciones, sin dejar de lado nuestras convicciones: el respeto por el medioambiente. Por eso acompañamos la ordenanza que estableció la creación de reservorios de agua en industrias y centros comerciales con una superficie mayor a los mil metros cuadrados para atenuar el impacto de las lluvias en nuestro distrito. Por eso hoy acompañamos el desarrollo de la Ruta 26 para promover el bienestar presente de miles de familias del distrito de Escobar sin hipotecar el futuro de nuestros hijos y nietos.

El proyecto de la Ruta 26 eleva la calidad de vida de los escobarenses: genera producción local y empleo genuino, de manera directa e indirecta. También expandirá la red de agua potable, el sistema de cloacas, el tendido de luminarias y el asfalto, todas obras de infraestructura históricamente demandadas por los vecinos de la zona.

Desarrollar la Ruta 26 implica garantizar mayor higiene y seguridad a las localidades de Ingeniero Maschwitz y Maquinista Savio, que estarán integradas por senderos peatonales y de bicicletas. Paliar el intenso flujo de autos particulares y de transporte público es otro de los objetivos que se propone este desarrollo.

Por todo esto, mirando con el corazón a los ojos de cada vecino, de manera honesta y transparente, los concejales de distintos bloques políticos votamos a favor de un proyecto que amplía derechos, garantiza la inclusión y fomenta la integración de los vecinos del partido de Escobar